viernes, 18 de julio de 2014

Cómo llegué a odiar mis aficiones favoritas

Cuánto tiempo sin escribir nada aquí, desde mi anterior comparación-crítica a dos eventos de la zona... Si volviese a hacer crítica ahora de ellos, y de todos los otros (entre ellos el poderosísimo y decayente Salón del Manga) no acabaría nunca de decir verdades como puños que ofenderían a más que uno.

Pero no, hoy escribo esto para comentar vivencias de mi pasado que afectan a mi presente.

Chicos, hoy os contaré...

Cómo odié a mis aficiones

Va a ser legendario.

Todo empezó en... ¿2008? ¿2009? ¿Antes? ¿Después? Qué más da.

Yo era un joven aficionado al manga, los videojuegos, la cultura japonesa en general... pero sobre todo a cosas muy concretas. Cosas que me apasionaban, cosas que me hacían quedar despierto hasta la madrugada, cosas que... mejor paro con las "cosas", que parezco Rajoy hablando de Cataluña.

Voy a dividir los análisis por partes, para que se haga menos pesado. Pero aviso, esto va a ser largo como un día sin pan-oh wait, a mí me la suda el pan.


Touhou Project

Yo y un buen amigo conocimos a la par algo llamado Touhou Project. Una maravilla de juego que os recomiendo jugar. Y esa última frase fue a grosso modo mi mayor error.

Como persona aficionada a algo, es normal que te guste compartir tus pasiones con gente que se sienta igual que tú. Por eso hay enjambres de ciclistas, clubs de moteros, locales de swinging... Así que entre unos pocos aficionados a Touhou decidimos crear una comunidad, un nexo para todos los aficionados y para que la gente pudiese entrar en ese maravilloso mundo y compartirlo.

Aunque la comunidad se fue a pique por muchos motivos, hubo una época en la que brillábamos con nuestras actividades. La gente que entraba estaba abierta a conocerlo todo, se apasionaba como nosotros, empezó a crear contenido de Touhou... hasta que llegó la... ¿cómo llamarlo? ¿plebe? ¿chusma? ¿gentuza?

En resumen, gente que se apunta a todo lo que sea solo por moda. ¿Que el anime de turno está de moda? A ellos les gusta. ¿Que hay una canción que se ha puesto de moda, a pesar de ser horrenda? Pues serán los primeros en bailarla.

¿Habría pasado lo mismo si en vez de una canción asiática hubiese sido Macarena Style?

¿Que Touhou está de moda? Pues a todos les sonará Touhou. Y se bailarán Bad Apples. Y se harán cosplay de "la vampira loca *_*"

Y así, al cabo de mucho tiempo, lamenté haber puesto mi pequeña piedra a que la gente degradase lo que me gustaba. Pasó de ser algo único para unos pocos a ser "lo de turno" de todo el mundo. Y se llegó a pisotear mucho. Llegué a oír las siguientes palabras de un organizador de eventos: "Touhou está de moda. Me es igual lo que hagas pero pon Touhou en el evento."

¿Qué queda de esas charlas en profundidad sobre el juego que hacíamos antes? Ya no importaban. Solo importaba que la popularidad subiese como la espuma.

Y al final la espuma acaba desapareciendo, como le ha pasado a todos los grupos adolescentes americanos. ¿O acaso alguien sigue diciendo que es "belieber"?

Pocos recuerdan Touhou. Ahora es "un juego más" que tuvo su época de brillo. Y a mí me dolió.

Esas cosas se acaban olvidando. Pero los acontecimientos se siguen repitiendo.


Umineko no naku koro ni

Sí, el "na", va en rojo.

Umineko son unas novelas visuales fantásticas. De lo mejor que he leído en mi vida. Son más o menos la secuela de Higurashi no naku koro ni, aunque son bastante independientes así que se pueden leer por separado sin problema.

Todo iba bien. Las leíamos y disfrutábamos entre los pocos que teníamos la suerte de conocerla.

Pero entonces llegó su adaptación en anime. Una adaptación hecha con un presupuesto de mierda, con finales inventados, vacíos argumentales, gore forzado y tetas infladas.

De nuevo, ¿qué hizo el colectivo general? Cogió el anime, lo santificó como obra de arte porque HAY GORE y empezó a descuartizar todo lo bonito que los fans habíamos creado.

Pasamos de leer frases como "yo creo que el momento en el Episodio 3 cuando Beatrice concede a Kanon y Jessica su tiempo es uno de los momentos más tiernos que..." a perlas como "xd mooola la a enpalado con la verjaa xdxddd"

Al concedérsele acceso a todo el mundo, el nivel intelectual de los lectores/espectadores baja como la espuma. Y como parece que en este país tienes que gritar a los cuatro vientos SOY FRIKI o ME GUSTA EL ANIME GORE, pues Umineko fue un perfecto centro de atención para esta gentuza, llamada "frokos" por la gente elitista (si es que se puede describir así) como yo. Dedicaré un apartado a este concepto.

 
Yo prefiero llamarlos weeaboos, de toda la vida


Jojo no kimyou na bouken

Este caso ya roza la hipocresía de las modas.

Se trata de mi manga favorito desde que lo conocí en 2008 por recomendación de un amigo de confianza, y tras ver la evolución del resto de aficiones que tenía, esta decidí guardarla para mí y para 1-2 personas más, como el típico bombón que dejas para el final porque es tu favorito y acabas guardando para siempre.

Vale, mala comparación, la gente se los come.

Pero en este caso, hubo dos grandes apisonadoras que allanaron el terreno para la destrucción de esta saga que supera ya los 25 años: un juego de lucha y un anime.

El juego lo esperé con emoción, ya que estaban mis personajes favoritos peleando a muerte. Desde que se anunció el juego seguí todos y cada uno de los trailers, reservé junto con mi novia (otra fan a muerte) la edición de coleccionista japonesa (no había planes de sacarlo de Japón para aquel entonces) y le dimos al vicio duro desde el primer día.

El anime planeaba ser una digna adaptación de las diferentes sagas del manga, y la verdad es que les ha salido muy bien.

PERO. El juego trajo consigo "gamers", que es la tribu de moda, que lo querían porque "Guau un juego de lucha hecho para fans de la saga. No tengo ni idea de qué va y me leeré resúmenes del manga."

El anime trajo consigo weeaboos cualquiera que ahora se dedican a hacer OTPs yaoi de Jojo, llegando a destruir relaciones de amistad y conviertiéndolas en tipos enculándose en cada esquina. Que ojo, a mí el yaoi no me gusta pero suelo ignorarlo, pero no cuando esos personajes son claramente heterosexuales y llegan a casarse y tener descendencia.

Otra cosa que me fastidia MUCHO de los nuevos fans de Jojo es que hace unos años, cuando no lo conocía NI DIOS, lo criticaban cuando lo veían porque consideraban que el dibujo era feo, los personajes feos, el manga muy antiguo, irreal, poco femenino... de todo. Pero ahora no solo niegan haber dicho eso, sino que además afirman que es lo que les atrae de Jojo. 

Gente que antes odiaba los personajes cuadrados como armarios y ahora fanboyean con ellos por lo badass que son.

¿En serio, gente? ¿De un día para otro la moda os ha hecho gustar lo que antes rechazabais?

Dais asco. Y a mí me duele ver como la gente destroza Jojo con todo esto.

A veces me hace desear que nunca hubiese habido juego o anime. Antes estábamos bien. Ahora, de cada nuevo fan, solo 1 de cada 10 vale la pena y se interesa de forma SANA en el manga.

Este es mi mensaje para vosotros.


Almenos siempre quedan los que dicen "no tiene gore xd no m gusta"


Juego X (por no revelarlo tan pronto)

Pues sí. Juegos que nadie juega, que yo conozco de rebote, me fascinan, me hacen hacer cosplay, disfruto y rejuego, y que la gente ignora o prefiere no conocer.

Resulta que se ha anunciado un anime pronto, o unas ovas, o lo que sean. Así que en breves todo el mundo de golpe será fan de Juego X, hará cosplay "porque es bonito y está de moda" o se pondrá a decir mierda del juego sin conocer nada de la saga.

Esto es una previsión, y puede sustituirse por cualquier juego, novela, manga o lo que sea que os guste. Bueno, no es una previsión. Ya está pasando.


Análisis. ¿somos hipsters, elitistas, gilipollas?

Yo creo que somos como jóvenes enamorados. Vemos a nuestro amor a lo lejos, compartimos pequeños momentos con ella, hablamos en contadas ocasiones y se escapan risitas inocentes.

Pero entonces pasan un par de años y todos se están ligando descaradamente a esa persona a la que habías querido. Y eso te hace alejarte de ella, verla con otros ojos, porque ya no es "tu chica". Y en un intento de buscarte otra chica, no puedes olvidarte de ella, así que sigues intentando ignorar a todos esos buitres. Pero llega un punto en el que no se puede.

¿Somos hipsters o modernos? No. No nos deja de gustar porque se vuelva mainstream, sino porque el fandom nos cansa y se hace imposible de ignorar (los que esperen cosas con ganas en Tumblr sabrán a lo que me refiero).

¿Somos elitistas? Durante un tiempo. Nos llena disfrutar de cosas que nadie conoce, como ese clásico "sitio secreto" al que íbamos cuando éramos niños. Pero acaba derruido u ocupado por desconocidos que te hacen sentir menos cómodo. Seríamos elitistas si no aceptáramos gente, pero en el fondo deseamos que haya más personas con quien compartir esas pasiones.

¿Somos gilipollas? Eso tu p*** madre. Solo tenemos una decepción con la gente por la forma en la que trata las cosas que nos gustan. El gilipollas sería quien deja que le mangoneen.

A mí no me mangonea nadie.


Conclusión.

Odiad a los weeaboos. Odiad a los que invaden vuestra afición favorita degenerándola. Defended a capa y espada vuestra posición, demostrad que no os pisoteará nadie.

Muchos pueden presumir de haber hecho cosplay de un personaje de moda. Pero sólo tú puedes tener las pruebas de que hiciste ese cosplay hace tiempo, por AMOR a tus aficiones. Eso es algo que nadie debería quitarte nunca.