martes, 31 de marzo de 2015

Mentiras

Mentiras, engaños, verdades ocultas.
A mis ojos todo es lo mismo.
Guiadas por el miedo a perder algo.
Hiriendo a su paso a los que están solos.
Qué cómodo debe resultar.
Un chasquido, y todos acuden.
Y el primero, el que más lo sufre.
Tanta confianza acumulada.
Tanta confianza que va desapareciendo.
Cómo creer en tantas decepciones.
Al final, lo que dije es verdad:

Ya no me creo a nadie más que a mí mismo.
...Ni siquiera a los que pensé que siempre podría creer.

sábado, 28 de marzo de 2015

Fotos

Esta noche he estado viendo fotos. Imágenes llenas de recuerdos de un tiempo que fue mejor. Un tiempo en el que mi sonrisa era sincera, y en el que el miedo desaparecía con dos palabras: "te quiero".

Cualquiera diría que lo importante es haber tenido esos recuerdos y no olvidarlos nunca. Pero cuando crees que no ha sido suficiente, que aún había muchos más por crear y que te han desaparecido las posibilidades de la noche al día... lo que piensas es en luchar. Luchar para recuperarlo. Luchar para seguir llenando de fotografías de ese tipo el álbum de la vida.

Se han abierto muchas puertas a mi alrededor. Muchas de ellas ilusiones de lo que realmente quiero, u oportunidades de cambiar de rumbo y luchar por un futuro distinto. Pero mi convicción es inamovible. Quiero recuperar esa temporada a la que llamaba "los mejores días de mi vida".

Ahora se acercan unos días de soledad en los que maldeciré al mundo por no permitirme compartirlos con la persona que amo, en aquella cálida y reconfortante convivencia llena de cariño y amor.

Y sin embargo... seguiré diciéndolo. I will be there.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Fateful Dream

Anoche, de nuevo, volví a soñar con ella. Se repitieron muchos de los detalles frecuentes en ese tipo de sueños, que llevo teniendo desde hace más de dos meses. Como siempre, lo más duro ha sido despertar y ver que el sueño no era real.

Pero ha sido precioso. Estábamos los dos, sentados uno al lado del otro, descansando. Y todo surgía de forma natural. Las palabras, los gestos, las acciones, las caricias, e incluso un beso, lento y cargado de cariño. Y si hay algo que recuerdo con claridad es la felicidad del momento. Los dos sonreíamos como en el pasado, sabiendo que nos teníamos el uno al otro y estando ahí para superar el resto de problemas que nos rodeaban.

Esa sonrisa que yo tenía en el sueño, y esa sonrisa que ella tenía. Son las dos cosas que quiero recuperar. Soñar estas cosas sólo me convence más.

Get me

Deja de quererme para ti sola.
Deja de imaginarme con otra persona.
Deja de pensar que alguien puede ser mejor.

Déjate de todo eso y ven a por mí.
Estira el brazo y dame la mano.

lunes, 23 de marzo de 2015

Stage

I want to help you.
Yet at the same time, I don't.
Because it won't be me the one with you.
Because I don't want to help a replacement.
I want to be the one on the stage.
On all the stages of your life. Again. And forever.

If you only didn't find that many replacements.

viernes, 20 de marzo de 2015

Dónde

¿Dónde estás?
En estos momentos que te necesito.
A mi lado, en la cama.
Abrazándome y acariciándome.
Calmándome y consolándome.
Asegurándome que todo irá bien.
Que estarás ahí.
Diciendo que no tema por nada.
Acompañándome hasta mis sueños.

Yo tampoco puedo soportarlo.
Estar solo en momentos así...
Añoro demasiado todo lo que significas.
Ya... no puedo estar sin ti.
Vuelve...

¿Dónde estás?
Algo me empaña los ojos.

jueves, 19 de marzo de 2015

...¿Contento?

Nunca he sido una persona muy materialista. He tenido mis caprichos, como es normal, pero suelen importarme más otras cosas. De hecho, podría afirmar que me contento con poco, siempre que ese poco sea importante.

lunes, 16 de marzo de 2015

¿Mensaje?

Ayer, alguien me dijo que había leído el blog. Se trata de la persona de quien he estado escribiendo tanto durante estos últimos meses. No es algo que me molestara, obviamente, ya que tengo esto para escribir lo que pienso y lo que siento, y todo el mundo es libre de leerlo e interpretarlo como quiera.

Pero me planteé algo a lo que estuve dándole muchas vueltas a lo largo de la noche, y es por qué escribo todo esto, si puede llegar a ser un mensaje. Llegué a la conclusión de que no. De que escribo todo esto para desahogarme, para que quede escrito todo lo que siento, y para confirmar lo que me va pasando día tras día. Es algo que anteriormente no hacía porque tenía a alguien a quien contarle todo sin problemas. Pero ahora no creo que deba hacerlo, y menos cuando ha habido episodios en los que por querer hablar demasiado, las cosas no han ido bien.

Objetivo

Domingo por la noche. He estado hablando (o mejor dicho, animando, quizá en vano) y ha surgido un tema en concreto: tener un objetivo. De hecho, el caso que se comentaba era el de un objetivo que parece imposible. De que por muchas ganas que tengas de llegar, pueden irse a la miseria sólo con un par de acciones o con un bajón. Y de cómo la repetición de malos momentos puede hacer que uno se rinda y deje de intentarlo, entrando en una posible depresión.

Mi consejo ha sido seguir luchando por ese objetivo. Suele ser algo relacionado con un futuro mejor. Y yo me he puesto en situación, ya que también tengo un objetivo. Para cada persona, será lo que crea que es más importante en cada momento. Para mí, el objetivo es la persona que amo. Volver a ser realmente feliz a su lado. Y me han dicho en varias ocasiones que es imposible. Que no va a pasar. Algunos me han aconsejado rendirme, ya que mi lucha es en vano. Pero rendirse no es la opción. Es lo más fácil, pero también lo peor.

He tenido días horribles. Días en los que me decía cosas, o en los que yo mismo pensaba cosas que me hacían querer tirar la toalla y tumbarme en el olvido y la desesperación. Pero me he levantado, una vez tras otra, y me he dado cuenta de que esa no es una buena mentalidad. He tenido pensamientos que me han creado una cara horrible y me han hecho entrar ganas de hacerme una bola y echarme a llorar. Cosas tan simples como pensar si sus labios ya han sido de otro, u otras más deprimentes aún. Pensar que hay una catbox que contiene todos tus temores y no querer ni acercarse, pero recordar de vez en cuando que sigue ahí, existiendo.

¿Quién me anima en esos momentos? La respuesta es nadie. Estoy solo en esta lucha. Nadie va a conseguir nada por mí ni a decirme atajos ni soluciones. Soy yo quien se pone en pie, guiado por la determinación, la voluntad, el amor (si queremos ponernos románticos). Soy yo quien se enfrenta a ese muro en el que hay escrito "imposible", sin más armas que mis propias manos, dándole puñetazos día tras día, y sangrando por las heridas. Y duele. Duele mucho. Pero sé que, aunque duela y sea imposible, lo que hay tras ese muro es mi objetivo. Y que si, algún día, por fortunas de la vida o por golpes en la cabeza, lo consigo... esas heridas sanarán, se cerrarán, seré feliz, y le crearé felicidad. Y todo habrá valido la pena.

Prefiero ser un idiota que golpea el muro durante toda la eternidad a alguien que se rinde por falta de determinación. Aunque pierda las manos, los brazos, o la cordura. Aunque tenga momentos en los que quiera cerrar los ojos y no abrirlos más, para poder soñar eternamente, porque aunque dulces, los sueños no son reales. Y aunque tenga miedo por las noches y quiera tenerla a mi lado abrazándome y diciéndome que "todo va a ir bien, yo estoy aquí".

Es por eso que no hay que rendirse. Hay que ser tan "retrasado" como para levantarse y querer conseguir lo que realmente queremos. Y más cuando no se trata de un simple capricho, sino de algo que muchas veces puede convertirse en lo más importante de nuestra vida.

...Sobrepasar esa frontera que no me deja darle más felicidad. Eso es lo que quiero conseguir. Ese es mi objetivo.

¿Cuál es el vuestro? Sea cual sea, no os rindáis.

domingo, 15 de marzo de 2015

Feliz. Cohibido.

De nuevo, ha sido fantástico. Minutos a tu lado que me llenan de sentimientos agradables...

...Y a la vez, es cuando más cohibido me noto. Porque no puedo hacer todo lo que siento. No puedo acariciarte, ni besarte, ni abrazarte. Y es lo que me falta, lo que me deja vacío cuando estoy contigo. Es lo primero que habría hecho al acabar la película. Y tampoco puedo decirte todo lo que siento. Porque ya sé la respuesta. Y tú también la mía.

Quiero que vuelvas a mirarme a mí. Seguir gustándote más que nadie. Ser la persona que vaya a tu lado cuando estás sola. Pero lo único que puedo hacer es seguir creándote toda la felicidad posible. Porque eres lo más importante.

Tanto que decir y tan poco que expresar... Siento como si malgastara una entrada. Aunque no hay entrada inútil si se trata de mostrar lo mucho que te quiero.

La película de hoy hablaba de que con determinación todo se puede conseguir. Es pura ficción, lo sé. Pero a la vez es el camino que escogí hace tiempo. ¿Conseguiré ser tu caballero de oro, mi diosa?

Dos meses

Ya han pasado dos meses desde que el tiempo se paró. Y no hay día en el que no desee que vuelva a transcurrir.

Todavía te amo. Por toda la eternidad.

Sólo de pensar en que voy a estar contigo un rato... no puedo dormir.

sábado, 14 de marzo de 2015

Sendero

Nunca me adoctrinaron, pero me enseñaron a buscar respuestas.
No necesitamos que nadie nos diga qué debemos hacer.
Somos libres para seguir nuestro propio camino.
Hay quienes están dispuestos a arrebatarnos esa libertad, y quienes renuncian a ella gustosos.
Pero es la capacidad de elegir nuestra verdad la que nos hace humanos.
No hay libro ni maestro que pueda ofreceros las respuestas, ni mostraros el camino.
Elegid vuestro sendero. No me sigáis a mí. Ni a nadie más.
Yo ya he elegido el mío.

viernes, 13 de marzo de 2015

Gaap

Maldita Gaap.
Por qué no has podido existir esta noche.
Por qué no me has traído a quien quiero.
Podrías haberle pagado la gasolina, al menos...

jueves, 12 de marzo de 2015

Nadie más que tú

Sigo haciendo aquello que hacía hace ya meses. Voy por la calle, por la universidad, por donde sea, y miro a la gente. Y veo chicas. Y no encuentro ninguna mejor que tú. Ninguna tiene tus ojos. Ninguna tiene tu largo y hermoso pelo. Ni tu rostro, ni tu voz. En resumen, ninguna es tan guapa como tú. Pero eso no es nada nuevo.

Ninguna sería capaz de venir a verme cuando estoy enfermo. Ninguna me consigue sacar una sonrisa como tú. Ninguna consigue hacerme querer dormir abrazado a ella, y ninguna me hace querer darle todos mis mimos. Lo echo de menos todas las noches sin ti.

Sigues siendo la primera y única de mi lista. Nadie más puede siquiera competir. Si tan sólo yo pudiera ser el rey de la colina de tus pensamientos... Es egoísta, pero yo también quiero poder blandir un bate. Quiero ser tu único "bonito". Pero mi lucha no es de ese tipo. No puedo dejarte de lado. Te amo demasiado como para dejar que estés mal. Mis impulsos siguen siendo los de ir corriendo a tu lado cada momento que no estés bien. Quiero volver a ser la solución a tu soledad. Aun cuando quieres irte, desaparecer, yo quiero ser la persona que te acompañe.

Cada vez que escribo aquí, en este rincón de mi mente fuera de mi cabeza, siento que el mis ideas no toman la forma adecuada. Y quiero añadir más y más cosas, pero no me salen las palabras. Sólo los actos.

Hace semanas, soñé con tu postre. Y soñé que con él venía algo más. En el fondo del postre, estaban las palabras que tanto quiero recuperar. Y en ese sueño, no había probado postre tan delicioso. El despertar fue lo único amargo.

Sólo me queda seguir amándote. Un plato agridulce cuya agrura puede llegar a desaparecer con planteamiento y pensamiento, al parecer.

Ojalá pudiera ayudarte a hacerlo.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Cat nap

I felt so good.
I felt so happy.

But deep inside, I felt pain.

Yet I can't stop myself.

...What I really wanted to do is to cat nap once again with you.

lunes, 9 de marzo de 2015

That day

Hoy voy a escribir sobre un día concreto y todo lo que lo rodea. Un día que significó el fin.

domingo, 8 de marzo de 2015

Amar

Siento demasiadas cosas a la vez, pero puedo identificarlas todas. Y la más importante, es que sigo amando a la persona que he amado todo este tiempo. Pero al parecer, es algo malo. Pasar página, olvidarla, superarlo: todas son expresiones infértiles para mí. ¿Enterrar lo que siento? ¿Ahogar lo que ha guiado mi vida durante mi mejor tiempo? ¿Conformarme con menos?

...No.

¿Qué me traerá eso? ¿Dolor? ¿Malas noches? ¿Malestar? Sí, seguramente. Pero tampoco ganaré nada. Al contrario, perderé lo que considero más importante. Mis principios. Mis ilusiones. Mi amor. Mi pasión por todos los momentos felices de la vida a su lado.

A lo mejor es ser de mente cerrada. Pero es porque mi cadena de valores es esa. Todo el mundo tiene la mente cerrada cuando toma decisiones que consideran importantes. Sólo estoy defendiendo lo que creo correcto.

Pase lo que pase. No puedo rendirme. Pero a la vez, no quiero dar, y dar, y dar, para no recibir. De hecho, ha llegado un punto en el que creo que no puedo dar más. Pero eso es cosa mía, y no importa. Todo lo que he querido demostrar ya está demostrado. Todos mis aciertos han querido borrar los errores, que han sido muchos menos. No puedo tragarme mis palabras, si lo que digo es la verdad.

De todas formas, hoy le he dicho que me dolía. Espero no haberla decepcionado, pero me resulta imposible tratarla como a una amistad y amarla a la vez. Hemos intercambiado nuestros puntos de vista, y no sé si he conseguido dejarle claro que en lo importante, estaré. Si me necesita, también. Pero que necesito una cierta distancia. Porque si no...

La veo, y quiero abrazarla. Acariciarla. Llamarla guapa. Colmarla de mimos y cariño. Pero tengo que mantener la distancia.

No la veo, y la echo de menos. Y quiero hablarle. Y decirle lo mucho que la quiero. Lo guapa que es. Las ganas que tengo de verla. Pero tengo que callarme.

Y todo eso que acabo de enumerar es lo que me sale de corazón, aunque intente luchar contra ello. Aunque intente que todo sea normal. Y eso es lo que me duele más, no poder ser sincero con lo que siento. Porque no puedo verla de otra forma que no sea todo lo que ha significado para mí. Y que conste que todos los momentos, gestos o palabras me alimentan el alma y las ganas de seguir adelante. 

Cuando, por ejemplo, decía que le gustaba estar conmigo. Que era especial. Que quería quedarse conmigo. En todos esos momentos, era muy feliz. Porque pensé que iba por el buen camino. Porque creía que con esa convivencia, todo se podría arreglar. Es mi convicción. Y pensé que a ella también te pasaba lo mismo por la cabeza. Pero luego llegaban las palabras negativas y concluyentes, que me hundían y hacían que todo se derrumbase.

Pero mis sentimientos siguen aquí. No se irán. Por mucho que lo intente, por mucho que me distraiga, por mucho que me distancie. Por mucho que no hablemos o por mucho que ella pueda llegar a olvidarme, o a dejar de ser importante para ella.

Espero que nunca lo olvide. Que recuerde lo mucho que la quiero, aun cuando ella pueda recibir amor por todas partes. Que nadie influya nunca en sus decisiones, porque nadie se debería decepcionar por ello. Y que si en el incierto futuro algo en ella cambia, que recuerde mis palabras de hoy, las que le he pedido que grabase con fuego en su memoria.

Y espero que llegue el día en el que me pueda perdonar. Never say never, me dijeron hace poco.

I will be there. Porque un minuto de felicidad juntos es mejor que un día sin su amor.

La amo. Muchísimo. Puedo afirmarlo con la cabeza bien alta, y no me avergüenzo de ello.

sábado, 7 de marzo de 2015

Primero

El primero sin ti.
Pero qué más da.
Soy reemplazable.
Y no indispensable.
Ya no tengo motivo para ir.
A parte de ti.
Quiero verte. Sí. Sólo por eso iría.
Pero...
Al contrario. ¿Para sufrir?
It all returns to nothing.

...¿Por qué no deja de intensificarse?
No explotes. No aún...

viernes, 6 de marzo de 2015

Short

¿Qué es eso que empieza a acumularse demasiado y quiebra mi rostro?

Odio.

jueves, 5 de marzo de 2015

Importante

大切な人

Así fui descrito no hace tanto tiempo. Recogiendo algunas cosas encontré un par de escritos, siendo el que contenía esa descripción el más reciente.

martes, 3 de marzo de 2015

Carta a Lion

Hola, Lion. Esta carta va dirigida a ti, aunque aquí no existas.

lunes, 2 de marzo de 2015

Tryhard

Sinceramente, no me llevo muy bien con la poesía. Pero creo que hoy haré una excepción. Se admiten risas, burlas e incluso halagos.

domingo, 1 de marzo de 2015

...y salidas

El tiempo pasó. Cuando me di cuenta, ya había concluído el día que tenía de límite para tomar una decisión. No había sentido hambre ni sueño, aunque tampoco sabía si me había centrado totalmente en la decisión que tenía que tomar. El encapuchado habló.