martes, 26 de enero de 2016

Cat box status

Personas que van de alfa pero que no pasan de ridículas.

Amenazas vacías para tapar miedos propios.

Pereza de responder para acabar cuanto antes y pasar a otra cosa.

Cat box = closed.

Fucks given = 0.

martes, 19 de enero de 2016

Verismo


Clic.

La verdad.
Ese... ¿sentimiento? que guía los corazones de muchos humanos.

¿No sería fantástico que todo el mundo siguiese ese concepto? Sin miedo. Sin disgustos. Sin dolor.

Pero no es posible, ¿verdad?

....
....
....
Act 17
Ahí está. Ese rincón que no se dice. Pero... quizá si digo el resto... No, no. Prometí no decirlo.

"¿A pesar de que alguien sufra?"

...

-Oh, vamos. Seguro que está mejor sin saber la verdad.
-Sí, pobre iluso. Ilusa. Todos.
-Y aunque lo sepa, no hay nada que pueda hacer para arreglarlo.

Oye, ¿puedes guardar un secreto?

             ...¿Quién
                     eres?

Vamos, mira en tu interior. llevo ahí todo ese tiempo.

Hazlo. Solo tienes que decir esto. Solo tienes que no decir esto. Solo tienes que decirlo todo. Pero que nadie se entere. Ni yo. Ni tú. Ni él, ni ella. Ni ellos.

Hazte el tonto. Evítalo. Evítame. Ayúdame. No me ayudes.

                                                          ¿Por qué
                                                                   haces esto?

¿Qué hago aquí? ¿Cuándo le llegado a este punto? ¿No hay una salida que no dañe a nadie?
¡Hey! ¡Es mi verdad! ¡Devuélvemela!

Pobre iluso. Todos. Repites tus errores una y otra vez. ¿Quién te enseñó a ser así?
...Fueron ellos. Y no me arrepiento.

¿Y cómo acabaron?

...Muertos. Pero vivos dentro de mí.
Nunca quisiste ver que tu camino no era el correcto. Nunca te importó dañar a los demás. Para ti, la verdad no era necesaria. A menos que tú la necesitaras.

Nunca quisiste ver que tu camino no era el correcto. Tu objetivo te cegaba y no te dejaba ver la verdad. Aunque la recibías a martillazos día tras día. ¿Que cómo lo sé?

Porque yo también he pasado por ello.

"Gracias".

¿Por todo? No necesito tu agradecimiento. Ya no. Dátelas a ti. Dáselas a esa persona. Tú las necesitas más que nadie. Yo no he hecho nada que ellos no hubieran hecho.

En un mundo en el que mi verdad no tiene cabida, yo tampoco.

Es la hora de un nuevo viaje.

viernes, 15 de enero de 2016

終わり

Buena partida, bien jugado.

Según leía esa línea cerraba el juego. Me había lucido con esa partida, y me gustaría creer que un par de mis jugadas nos llevaron a la victoria. Tras revisar las estadísticas cerré el juego y miré el reloj, para ver qué hora era. La noche era larga pero tenía que saber si podía seguir haciendo ruido mucho más.

Y entonces vi la fecha. 15/01/2016. 

Apenas me acordaba, y la verdad es que la fecha había llegado mucho antes de lo que esperaba. Como de costumbre, abrí mi blog y empecé a pensar qué redactar, ya que esta iba a ser la entrada final sobre este tema. ¿El motivo de esta larga rutina? Al principio necesitaba decir las cosas, desahogarme. Pero a partir de cierto punto lo veía como una forma de seguir un progreso, de poder hacer una retrospectiva hasta el pasado y darme cuenta de mi evolución en este año.

¿La conclusión? Pues la verdad es que estoy bastante decepcionado. Todo lo que pasó, pasó mal. Las múltiples cosas que ocurrieron serían o no inevitables (y cuidado, porque no lamento para nada el resultado final), pero quizá el método y la forma fueron lo que causaron un choque de trenes a gran escala. Si hay algo que lamento es el hecho de que no hubiese sido un final más sano, aunque es imposible que eso pasara con una (o varias) fuente de toxicidad tan grande que contaminaban todo a su alrededor.

Pero ante todo, y siguiendo la línea de lo que he aprendido en Umineko... he encontrado la verdad. Y no solo eso, sino que también he destruído las mentiras que se han ocultado durante más de 4 años. Ahora mismo debo una disculpa enorme a varias personas que se las merecen, y planeo hacerlo en cuanto tenga una mínima oportunidad. El bando del que se me puso en contra tenía mucho más coraje y verdad que el bando en el que estuve y creí ciegamente. ¿Aunque qué otra opción tenía?

En cuanto a mí, sigo creyendo lo mismo. Ese "algo" que despertó hace tiempo sigue esperando dentro de mí. Y acabará cayendo con todo su peso. Las cicatrices están sanando. Cuesta mucho, pero creo que en cuanto se presente la ocasión podré ser capaz de curarlas del todo y empezar algo nuevo.

Y hasta aquí, un año de seguimiento mensual. Una evolución de desesperación, tristeza, esperanza, odio, rencor, y olvido. Espero que no se tenga que repetir nunca más.

PD: Esto no es todo lo que quiero decir, hay mucho más que sigue siendo inadecuado y que solo haría que ensuciar este blog. Por eso me he contenido mucho. Ya llegará el momento de tirar la basura, de mientras tengo una vida de la que seguir disfrutando.