viernes, 29 de julio de 2016

This is for you

Enjoy it.

miércoles, 27 de julio de 2016

Fly me to the Moon

Nunca me había costado tanto hacer dos cosas a la vez.
Por un lado, desear con toda mi alma permanecer como hasta ahora.
Por otro lado, querer alejarme de esta autodestrucción.

Porque no hay nada seguro. Porque todo es mutable. Porque nunca hay nada escrito, por mucho que se piense y se hable de ello.

Un fragmento inalcanzable cuya ausencia solo produce un extraño y egoísta dolor.

Antes moría por vislumbrar ese fragmento. Ahora el simple hecho de pensar en su existencia me hace llorar.

Tomar una decisión. Superar un miedo. Confiar de nuevo... Todo ha sido en vano, una vez más.

Y aunque sea una causa perdida, es una causa que no quiero perder.


martes, 19 de julio de 2016

Efímero

A todo el mundo le ha pasado. Con gente de todo tipo, desde amigos hasta parejas. Y quién sabe si familia.

Estás solo. O quizá no tan solo, pero es lo mismo. Y encuentras a alguien. Alguien diferente. Alguien que consideras especial. Alguien que de alguna forma u otra se reserva un trozo especial de tu cerebro, de tu corazón, o de ambos.

Alguien con quien puedes compartir todo. Alguien con quien no tienes que ocultar nada. Alguien que te conoce tal y como eres.

Y normalmente ese tipo de conexiones son mútuas. El vínculo que se forma es indescriptible. Pero entonces, algo ocurre. Algo que no sé qué es.

Pasan los días, y esa persona desaparece. No por arte de magia, no se va del mundo, pero... su presencia desaparece. Sabes que está ahí, sabes que hace vida normal. Pero también sabes que algo ha ocurrido y que el vínculo se ha debilitado. Para ti sigue siendo esa persona especial, pero para esa persona... ya no. Eres alguien más. Alguien de quien conserva un gran recuerdo, seguramente. Pero ya no. ¿Por qué?

¿Ha perdido el interés?
¿Ha descubierto algo que no le gusta?
¿Ha aparecido alguien más interesante, sustituyendo al anterior?

Pueden ser muchos motivos. Y no habría problema si fuese un descenso mútuo del interés o del vínculo.
Pero estoy hablando de cuando es unilateral. De cuando tienes encerradas tantas cosas y momentos que quieres compartir con la otra persona y sabes que ya no puede ser. Cuando tienes algo en el fondo del corazón que quiere salir, pero que se queda atrapado y solo te deja con una sensación de apatía, de vacío.

Y entonces vuelves a estar solo. Y tus días se convierten en una monotonía, tengas compañía o no. Porque el sueño ha acabado, esa fracción de felicidad por encima de lo normal ha llegado a su fin. Y entonces ves la cruda realidad y no te gusta.

Temporalidad. Fugacidad. Fin.