miércoles, 21 de septiembre de 2016

.

Se acabó.

Beatrice no existe. No en ese concepto que significa para mí.
He sido un ingenuo todo este tiempo. No sé cómo he podido creer que si creía, acabaría ocurriendo.
No merece la pena perder el miedo. A partir de ahora volveré a cubrirme con él para que me proteja.

Hasta nunca, eterna ilusión. Adiós.

martes, 20 de septiembre de 2016

Idea

Esta tarde me ha venido una idea a la cabeza. Un pensamiento del que no sé qué relexionar.

Si no te hubiera conocido, ¿estaría mejor ahora mismo?
Si no te hubiera conocido, ¿qué habría sido de mí? ¿Seguiría en ese pozo del que me costó salir?

Odio pensar en universos alternativos. Porque veo todos los finales felices que no he podido alcanzar. Y cuando esos finales son mayoría solo puedo pensar que el camino en el que estoy lleva al más profundo de los abismos.

Tengo que desconectar. Y no puedo. Y no quiero.

Me tengo que ir haciendo a la idea de que todos esos pensamientos recurrentes que he tenido en los últimos meses se van a cumplir. Los del dolor de cabeza, los mareos, y las lágrimas. Tarde o pronto, y es inevitable. Y no es algo sobre lo que pueda ni deba actuar.

No quería volver a pasar por esto pero yo solito me he metido de lleno. Soy imbécil.

Extra

Bonus a la entrada anterior.

Fake dream

¿Se supone que tengo que estar bien tras despertar?
El sueño: Estabamos juntos. Sintiendo lo mismo.
¿Por qué la realidad es tan diferente?

martes, 13 de septiembre de 2016

Stabbed

¿Cómo sanas una herida así?

No tiene cura. Las cicatrices no se irán en la vida. Te cambia la forma de ser y el modo en el que miras a los demás.

Al final solo quedan emociones negativas. Odio, rencor, asco. Te conviertes en un ser incompatible con tu pasado. Y no lamentas cada una de las puñaladas que darías en referencia a ello.

Pero entonces te vuelves un erizo, como Shinji. No dejas que se acerquen a ti, no vuelves a mostrar tus heridas, para que no te vuelvan a herir. O porque sabes que tu dolor puede traerle mal a los demás. Te encierras en tu mundo, pensando que no necesitas nada más, cuando en el fondo lo único que anhelas es eso que te da tanto miedo.

Y te viene a la cabeza el recuerdo de la historia. El inicio que tantas veces has querido cambiar, solo para que no existiera el final. Solo para poder seguir abriendo el corazón a los demás. Solo para no acabar con una herida tan profunda. Porque hay demasiada gente que no lo merece.

Peor es el caso en el que los demás lo saben. Porque el miedo se contagia, y porque no quieren acabar como tú. O porque no quieren que vuelvas a acabar herido.

El tiempo se acaba. Y yo no sé cómo terminaré.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Blank

Hoy es un día de tumbarse, mirar al techo, intentar no pensar y que el tiempo pase lo más rápido posible.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Intermission

Dos entradas en un día. No es algo que haga con normalidad.
Esta historia... ¿me gusta? Y a la vez me hace sentir incómodo. Los personajes me gustan, pero a la vez odio algunas de sus actitudes. Y lo peor, identifico situaciones y personas de mi vida con esas actitudes. Comportamientos que, tras verlos, identifico con ciertas personas. "Esto esa persona lo haría". "Esto nos identifica". "Esto lo he pensado yo".
No es la historia que quiero.
Pero tampoco es algo que pudiese evitar.
...Creo que me voy a dormir con una sensación horrible en el cuerpo.

jueves, 8 de septiembre de 2016

結果

El resultado final será una mezcla entre tristeza y autotortura.

El viento sopla, y es una brisa agradable. Una brisa que adoro y quiero mantener cerca de mí. Pero el viento es libre, y no admite barreras. Además, encerrarlo en una caja solo haría que perdiese su belleza natural.

Llevo tiempo viendo distintos aires. Desde áridas calimas hasta tifones tempestuosos. El viento no se queda donde tú quieres, va donde el destino le lleva. Lo mejor sería poder ser un elementalista y atraer el viento a mí, para que siguiese fluyendo de forma natural pero que me acompañara.

Soy un humano normal y corriente. Y de los más mediocres que uno se puede encontrar. No tengo esa clase de poder sobre el viento.

Quizá yo mismo sea un tipo de viento, y todo esto sea mi simple espectro al pasar por aquí. Las palabras se las lleva el viento. Las acciones también.

martes, 6 de septiembre de 2016

Idiota

Cada vez que pienso en ello. Cada vez que recuerdo que existe esa posibilidad. Cada vez que veo en la mente mis deseos sin cumplirse.
Es entonces cuando llega este malestar. Cuando no puedo dormir.

Ojalá fuese tan fácil. Ojalá pudiera con un chasquido de dedos dejar de sentir cuando quisiera. Pero hay cosas que no abandonan la cabeza, o el corazón.

¿Alcanzaré algún día ese ansiado final?

En el fondo ya sé la respuesta. Pero soy demasiado idiota como para dejar de luchar.

Es la parte mala de recuperar la ilusión. Que lo haces con más miedo que otra cosa.