martes, 25 de octubre de 2016

Madrugada

Por qué me dará por pensar en cosas tan deprimentes a estas horas. En esos bad endings en los que nada sale como quiero.

Quizá sea porque en el fondo ya sé que me va a tocar vivir uno de ellos. O mejor dicho, otro más.

Me pregunto si algún día las cosas irán como me gustaría. Y yo mismo me doy una respuesta: no.

A ver quién duerme ahora.

lunes, 24 de octubre de 2016

Extra

Parte 2.


Inmóvil



Así es como estuve. Inmóvil. Y al parecer el destino habría escogido otro camino para mí si hubiese tenido menos miedo, si hubiese sido yo mismo.

Al menos me alegro de saberlo. 

Hay felicidad ahí. Y eso es lo que importa.

Y al parecer... no es el único sitio por el que no he estado en el que va a haber felicidad. Me alegro de que todo salga bien.

Falto yo. Pero eso no llegará.

Parece que cada vez que alguien es feliz es porque me roba mis posibilidades de serlo.

Ya sabéis. Acercaos a mí. Luego alejaos a tiempo. Ese es el ritual para tener buena suerte.

domingo, 23 de octubre de 2016

Blank

En días como hoy solo quiero desaparecer.
Porque odio cómo soy. Porque no puedo ni siquiera dar felicidad a quien quiero.
Desaparecer de aquí y de la memoria de todo el mundo.

Restless

Tengo algo en el pecho que hace que el corazón me lata rápido. Demasiado rápido. Y llevo así muchas horas. Demasiadas horas. Me tiemblan las piernas, y tengo el estómago revuelto. Es el miedo, es la preocupación, es el no tener certeza. No hay certeza porque no ha habido milagro.

Y no es por lo que pueda pasar. Porque si hay algo que tengo es confianza, al menos confianza en el ahora. Es por lo que pueda cambiar. Por cuándo cambiará. Por el hecho de que no podré hacer nada para evitarlo. Y por la incerteza de si cambiará o no cambiará. Aunque hay palabras que se repiten eternamente en mi cabeza.

Ahora estoy "bien", solo algo preocupado. Una preocupación que ni siquiera debería tener, pero supongo que cuando se está en una situación como la mía es inevitable.

Esto es lo que tengo que trabajar. Esto es en lo que tengo que mejorar. Y no solo por mí.

EDIT: Y como si de una casualidad divina se tratase, se me acaba de demostrar lo imbécil que soy.

martes, 18 de octubre de 2016

Reflexión parte 2

Siguiendo con la reflexión de ayer, creo que he llegado a una conclusión final.

Si alguien quiere mentirme, engañarme, aprovecharse de mí... lo hará. Da igual mi mentalidad. Mis acciones solo me influyen a mí, y no a terceras personas. Es por eso que por mucho que lo piense, si tengo que recibir la puñalada la recibiré. Y si no tengo que recibirla, no. Simple. Lo único que yo puedo cambiar es mi actitud, mi mentalidad ante esta posibilidad.

Quiero creer que todo irá bien. Quiero mirar a la gente con buenos ojos. O con malos, si tengo mis motivos para hacerlo. Lo único que falta es que sea recíproco y no me decepcionen más. Ya van demasiados años.

Bajo la manta

Segunda entrada de la noche. Porque no puedo dormir.

A pesar de estar tapado hasta el cuello, y de llevar unas horas en la cama, no consigo conciliar el sueño.

El motivo: mis pensamientos románticos. O quizá debería decir masoquistas.

En mi cabeza, eternamente la imagen de su dulce rostro, durmiendo plácidamente, y quizá hablando en sueños. Y yo, rogando que las palabras que diga sean mi nombre.
Sus blancas mejillas asomadas entre una fortaleza de almohadas. Ardo en deseos de ser una de ellas. Su oscuro cabello reposando y pidiendo a gritos mis caricias.

Y mi anhelo inextinguible de estar con ella, de taparla por las noches cuando de una patada se quite la manta, de recibir su despertar con un tierno beso en sus suaves labios, de que ella sea lo primero que vea cuando abra los ojos.

Podría seguir describiéndola, pero hay demasiadas cosas que no quiero compartir con nadie y quiero que sean para mí solo.

Y de nuevo, tras este pensamiento, una mala idea se me pasa por la cabeza. La sonrisa se me borra de la cara y el fantasma del pesimismo me acecha. Y juro que lucho con todas mis fuerzas contra él, porque no quiero permitir que mancille algo que siento con tanta convicción.

Pero al final la única forma que encuentro es seguir rodando entre las sábanas, suplicando que Morfeo me visite y me conceda un sueño, con el único objetivo de despertar en un día en el que el sueño se haga realidad para siempre.

Reflexión

Solo una pequeña reflexión antes de meterme en la cama.

En esta nueva vida pienso que conozco la forma de ser de la gente. Que hay gente en quien puedo confiar y gente en quien no. Pero, ¿y si estuviese equivocado? ¿Y si la gente que no me miente ni me oculta nada realmente sí lo esté haciendo? ¿Qué certeza tengo yo para saber que me dicen la verdad?

Me estoy acordando de cuando empecé a desconfiar de todo el mundo. De cuando vi las traiciones a mi alrededor. De cuando las promesas se convirtieron en palabras vacías. ¿Por qué iba alguien a decirme toda la verdad? Y en caso de que no lo hayan hecho y hayan prometido lo contrario, ¿qué ganarían diciéndomelo? ¿Sinceridad a cambio de malestar? Cobardía.

Es ahora cuando me pregunto si en esta nueva vida que quiero tener no peco de ingenuo. Si debería desconfiar de la gente de nuevo, pensar de primeras que nadie es bueno y que la gente no es más que una panda de interesados que buscan solo su propio beneficio y que tienen la sinceridad y la valentía al final de la cola de sus virtudes.

Quizá el mundo en el que quiero vivir no existe. Quizá la gente de mi alrededor sean todos una catbox que nunca se abrirá a pesar de que dicen no tener nada que ocultar.

Y quizá no me dé cuenta hasta que sea demasiado tarde.

Pero al fin y al cabo, ¿quién soy yo para exigirle a nadie sinceridad? Ni que tal elección estuviese en mis manos.

domingo, 16 de octubre de 2016

Sueño 15/10

He vuelto a soñar.

En esta ocasión, estaba en una clase. No sé qué estaba estudiando, pero ahí estaba. La clase terminaba y yo salía. Y ahí estabas tú, esperándome, con una sonrisa en la cara.

"Sí que has tardado poco."
"Es que tenía ganas de verte."

Entonces te colgabas de mi brazo y empezábamos a andar, dirección a la playa. Todo era perfecto. Quería que todo se detuviese en ese instante. Nos acercábamos hasta la orilla y nos quitábamos los zapatos. El agua empezaba a cubrirnos los pies, pero no estaba fría. No recuerdo cuánto tiempo nos quedamos ahí, pero la luna estaba antre nosotros en el atardecer.

Finalmente tenías que irte. Pero yo no quería dejarte ir, así que te acompañé hasta tu casa. Me invitaste a entrar, y acabamos tumbados encima de la cama, sin meternos en las sábanas y con la ropa de la calle. Y ahí me abrazabas y te hundías en mi pecho mientras me decías que me amabas.

No pude responder porque me desperté. Pero habría dado lo que fuese por no hacerlo.

Esta vez no era el mismo nombre.

jueves, 13 de octubre de 2016

Inútil

No sé para qué escribí anoche que no quiero soñar, si has invadido mis sueños.

No sé para qué escribí que quería dormir para siempre, si los nervios y los sueños me despiertan cada dos por tres.

Letargo

Quiero dormir. Tumbarme en la cama, taparme hasta arriba, y dormir. Durante mucho tiempo. 1 año, 5 años, 10 años. O mejor aún, para siempre.

Quiero dormir y no soñar. Que mi mente esté vacía. Porque soñar implicaría recordar lo que me espera al despertar, o mejor dicho lo que no me espera. Porque con suerte mi mente se degradará mientras sueño y olvidaré este mundo para siempre.

Dormir y no despertar nunca. Olvidar. Dejar de existir. Entrar en un paréntesis sin fin. Que el mundo cambie mientras yo no estoy. Porque este mundo no es el que quiero.

...Voy a intentarlo ahora. Ya he quitado la alarma. Solo falta que mi cuerpo haga caso a este deseo antinatural.

martes, 11 de octubre de 2016

--

Lo peor de sentir todo esto es tener efectos secundarios físicos de rebote.

También es culpa mía por hablar de ciertos temas antes de comer.

Pero es que me siento tan mierda. Tan hecho polvo cuando pienso en ello. Reemplazado, perdedor. Empiezo a cuestionarme qué he hecho mal. Por qué la situación está así. Y a la par empiezo a hacerme preguntas sobre la persona en sí. Pero eso es injusto e inmoral. ¿Qué derecho tengo yo sobre las decisiones de otras personas? Ninguno. Pero entonces ¿por qué me cuesta tanto aceptarlas?

Me es imposible enfadarme. Quizás en el fondo quiero, pero sería un enfado unilateral, donde la única culpa sería mía, y lo único que saldría sería rabia infantil. Y nadie ganaría nada con ello.

¿Lo que quiero de verdad? Volver al pasado y haber hecho las cosas bien. Volver a ser feliz. Regresar a esos días donde me iba a dormir con una sonrisa y no con la almohada mojada.

Qué asco doy. Pero no puedo dejar ir este sentimiento.

¿En qué me he convertido?

lunes, 10 de octubre de 2016

I know well

Idiota y masoquista.

Claro que lo sé. Y me pregunto por qué lo soy. Creo que es porque hacerme daño es la única forma que tengo de cortarme las alas, de no volar, y de quedarme en el suelo. Porque yo no estoy hecho para estar en los cielos. Porque no me merezco llegar a ningún sitio.

Las heridas nunca sangran ya que el arma no es física, pero otro líquido salado se desprende de mis ojos. Esa es la única muestra real de lo que me pasa. Pero ¿quién la verá? ¿Y a quién le va a importar?

Idiota y masoquista. Y a este ritmo lo seguiré siendo hasta perder toda esperanza.

domingo, 9 de octubre de 2016

Awareness

No sé qué estoy haciendo. Solo sé que lo estoy haciendo. Estoy forzándome una felicidad que no sé si es sincera.

No, no lo es. Quiero que lo sea pero cuando abro los ojos veo que no encajo en ella. Que no es lo que quiero. No es así como quería acabar.

Y sonrío. Y mis palabras son dulces. Pero eso es porque es lo que tengo que mostrar para sobrevivir en este fragmento. Porque no tengo la capacidad de salir de él, ni la fuerza de voluntad, ni la habilidad, ni el carisma. Nada.

El destino para mí es el mismo que cierta bruja mencionó en su momento. Y no lo quiero aceptar, y lucho por escapar y huir a otro fragmento. Pero el resultado será el mismo.

http://1.bp.blogspot.com/_FDadEksmS78/TQ7VshZpPWI/AAAAAAAAAKc/SGiYi3gkv7A/s1600/ohno.png

jueves, 6 de octubre de 2016

Replay

Esta vez te pude ver bien. Era el mismo escenario, las mismas circunstancias, la continuación del sueño anterior. ¿Por qué apareces en mi sueño? ¿Por qué estás sentada a mi lado, mirando al horizonte mientras la brisa marina nos acaricia?

Ahora tenía claro dónde estaba, y por qué había tanto mar. Nunca he pensado en ir a ese lugar, pero ahora me pica la curiosidad. ¿Será igual que en mi sueño? La verdad, lo dudo mucho.

Y de nuevo, ese nombre. El nombre que me persigue por todas partes. ¿Por qué precisamente ese? Si nunca ha tenido influencia alguna sobre mi vida. Me pregunto si todo esto será una forma de mi mente de intentar eludir la realidad. Buscar un escape, una vía. Algo no seguro para escapar de lo incierto e improbable.

Darme ilusiones de mundos ficticios.no es un buen método, cuando precisamente lo que quiero es escapar de ellos.

Y esa frase que me decías en el sueño sobraba mucho.
"Quédate". Como si pudiera hacerlo. No sé cuándo será la próxima vez que te vea, pero creo que será suficiente como para haber intentado olvidar este sueño.

Bonus. Porque anoche la escuché y a lo mejor ha influido.

domingo, 2 de octubre de 2016

Echoes

De nuevo, un pueblo desconocido. No sé donde era, pero estaba en la costa. No estaba solo, conducía por allí y aparcaba, esperando. Entonces aparecía una amiga de ella hablando sobre feminismo. Los dos charlábamos durante un rato en el coche mientras comíamos una bolsa de patatas.

¿Pero dónde estaba ella?

Tras charlar con su amiga, bajaba del coche y empezaba a andar. Un gran rubí de fuego en el cielo indicaba el atardecer. Por algún extraño motivo, el agua estaba oscura, casi negra. No tardé en darme cuenta de que el mar rodeaba todo el paisaje.

Y así, mientras la brisa marina me llegaba a producir un agradable frío, apareciste por sorpresa. Había estado demasiado centrado en el mar como para darme cuenta de que habías llegado. Y antes de decir palabra alguna, me dijiste que cerrase los ojos. En el fondo ya sabía lo que querías hacer.

Lo siguiente que noté fueron tus manos acariciándome la cara, suavemente. No sé cuánto tiempo pasó, pero para mí fue demasiado breve. Volver a notar el tacto de esas manos, con el mismo cuidado que la primera vez, me hizo muy feliz. Cuando acabaste abrí los ojos para ver tu sonrisa.

Hacía tanto que no me entristecía tanto despertar.

Pero de nuevo, el mismo nombre volvía a mi cabeza tras tanto tiempo. ¿Qué pasa con ese nombre? ¿Por qué se repite tantas veces?

¿El nombre? Ya lo he dicho.

Valhalla

"Sharing interests and being compatible are totally different things."
"But then, you'd be underestimating the power of LOOOOOOOOOVE.
Whether you want to admit it or not, love changes people for better or for worse."

.....
Or for worse.

sábado, 1 de octubre de 2016

End

"Hey, what would you do now? If the world was ending tomorrow."
"How about you?"
"I would..."