lunes, 28 de noviembre de 2016

Inciso

Even if the inside of my head's filled with worries
I gotta keep thinking that it will all surely go well.

Inner demons

¿Sigues ahí, verdad?
Nunca me he ido.
Ya lo imaginaba. Llevas unos días amargándome.
Solo intento hacer que te des cuenta de todo.
Me estás perjudicando. Pero lo peor de todo es que haces que sea inseguro con ella. Y eso no te lo puedo perdonar.
¿Inseguro? Lo que eres es un iluso. ¿De verdad confías en ella?
Sí.
¿A pesar de que todo el mundo te haya demostrado que no puedes confiar en nadie?
Así es.
Eres más tonto de lo que pensaba.
No, no soy tonto. Estoy dispuesto a creer en ella porque me quiere de verdad.
Vamos. ¿Quién te asegura que cualquiera de estos días no se va a ir con otro y tú no vas a enterarte?
Ella.
¿Y te lo crees?
Sí. Los únicos motivos por los que no la creería es por tus malditos susurros. Pero ella me entiende. Sabe por lo que he pasado. Conoce mis miedos. Y me quiere ayudar. Y yo a ella.
¿Cómo puedes creer tan ciegamente simples palabras?
Porque no son solo palabras. Porque es su voluntad. Porque es lo que me demuestra. Porque en la situación contraria, ella haría lo mismo. Confiaría en mí.
¿De verdad crees que todo el mundo es tan entregado y fiel como tú?
No, sé que no todo el mundo es así. Pero ella lo es. Si no lo fuese, no estaría así conmigo. Ha tomado una decisión y está contenta con ella.
¿Y quién te dice que no cambiará? Todo el mundo se acaba cansando de ti. Y a lo mejor no eres más que un capricho.
Claro. Nadie puede asegurármelo. Pero por eso la voy a hacer feliz. Voy a darle motivos para que no tenga que planteárselo. Voy a asegurarme de que si le queda la más mínima duda, la olvide.
¿Y qué hay de las terceras personas que rondan por tu mente?
No caben en la ecuación. Todo es sobre ella y sobre mí. Y ella no va a dejar que nadie externo influya. No a estas alturas.
Eres un iluso. Vas a acabar destrozado.
No. Voy a acabar feliz. Y lo más importante, voy a acabar con tu existencia. No me sirve con encerrarte en lo más profundo de mi ser. Esta vez tengo que eliminarte por completo. Tú eres el primero que no cabe en mi vida ahora mismo. No voy a dejar que hieras a quien más quiero.
Mucha suerte. La necesitarás.
No tanto como crees. Tengo un arma.
¿Y cuál es?
Ella.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Lucha

Imaginad una lucha. Una que dais por perdida. Una en la que sois el débil. Una lucha en la que ya sabes de antemano que vas a perder, pero en la que te metes por cabezota. O por ser fiel a lo que sientes. O porque crees que es lo único por lo que merece la pena luchar hasta caer muerto.

Y de repente, por sorpresa... la victoria en vuestras manos. El resultado que más deseábais pero menos esperábais.

¿Y ahora qué?

La respuesta está clara. Y si alguien no la comparte es que nunca hizo esta lucha con sinceridad.

Ahora hay que vivir la victoria el resto de vuestra vida. Y no dejar que nada ni nadie os la quite.

Porque esa victoria representa vuestra felicidad. Y seguramente la de más personas.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Loading

¿Cuánto tiempo más necesito para deshacerme de esto? ¿Cómo es posible que me haya afectado tantísimo? Por favor, desaparece de una vez. No te necesito y solo vas a traerme problemas. Y como se los traigas a otra persona además de a mí, no te lo perdonaré jamás.

Lo peor de esto es que es un monólogo con una parte de mí que desearía no tener.

No quiero seguir teniendo bajones esporádicos.

jueves, 17 de noviembre de 2016

2nd

Hay heridas que solo sanan con amor.

Disculpa

Perdóname.
Perdona mis miedos.
Perdona mi egoísmo.
Perdona mis palabras.
Perdona mis odios.
Perdona mis errores.
Ayúdame.
Quiéreme.
Acéptame.
No dejes que nadie lo estropee.

Conviértelo en lo que queremos que sea.
Y no dejes que cambie nada hacia peor.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

5AM

Son casi las 5 de la mañana y aquí estoy, con mucho sueño pero sin poder dormir, y con pensamientos en la mente que no debería tener. Pensamientos que debo olvidar, y que no deberían importarme lo más mínimo. Sin embargo, ahí están. Provocándome un malestar innecesario. ¿Qué le pasa a mi cabeza? ¿Qué es eso que está tan mal dentro de ella?

Necesito que llegue ya la semana que viene.

martes, 15 de noviembre de 2016

PD

Ahora que estoy en la cama, solo quiero decir dos cosas para añadir a la entrada anterior.

-Primero, que haber encontrado una persona que esté dispuesta a ayudarme con este problema es lo mejor que me ha podido pasar. Porque no es una cualquiera que quiera estar conmigo por estar y no valore los cimientos que necesito y los (muchos) defectos que tengo.

-Segundo, que el sueño me posea pronto. Porque mi mente sigue maltratándome con pensamientos que no debería tener y las náuseas empeoran. Y porque así al despertar faltará menos para oír su voz.

Confianza



Esta noche se ha hecho más que patente que tengo un problema. Arrastro una serie de malas experiencias que me han cambiado para peor. Y por culpa de ello creo que he hecho daño a quien más me importa.

Me he dado una hostia enorme contra una pared que era mucho más sólida de lo que pensaba. Mi mente se ha colapsado durante un instante y he sentido una angustia que no sentía desde hace años. Luego, las palabras han empezado a brotar de mi boca a la vez que mis lágrimas. Me he sentido mal, muy mal. Asqueroso, egoísta, celoso. Todo lo negativo del mundo.

Durante un momento, furioso. Por haber sido mentido. Por darme cuenta de que algo que yo creía único había sido una ilusión. Solo quería desaparecer.

Parece que poco a poco mi cerebro ha vuelto a funcionar. Ha atado cabos. Ha intentado comprender el motivo por el que había pasado. Pero no lo ha aceptado de buenas. Lo rechazaba, lo golpeaba con furia, y odiaba sentirme así. No sé qué es lo que me ha calmado al final. Solo sé que lo he conseguido.

¿Por qué necesito esta constante certeza? ¿Por qué a la mínima que pasa algo el miedo me asalta y me bloquea los pulmones? ¿Es para que las heridas no se abran de nuevo? ¿Es para verificar que no estoy en el camino equivocado?

Lamento tanto mi reacción. No he sido maduro. No he aprendido a solucionar mi problema. He hecho pasar un mal rato a quien quiero. La he hecho sentir culpable, en vez de pensar que a lo mejor ella era quien peor lo estaba pasando. No me merezco nada.

Hablar durante horas me ha ayudado. Me he podido calmar, pero creo que estas náuseas durarán unos días más. Solo necesito sus abrazos, solo necesito que mi mente lo olvide, y seguir centrándome en lo que es importante de verdad.

Y en el fondo, por mucho que haya sufrido o por mucho que me haya dolido esta noche. Por mucho que intentara poner una sonrisa al final para ver si se me quedaba. Por mucho que haya sido sincero con mis sentimientos... creo que esto me ha ayudado. Necesitaba este golpe. Necesitaba caer herido para poder levantarme. Porque ahora sé que a partir de ahora esto no me va a doler más. Este muro ya ha caído.

Solo hay dos cosas que quiera decir hasta la eternidad.
Lo siento
y...
...te quiero

Te aseguro que te demostraré que no has tomado la decisión equivocada.

martes, 8 de noviembre de 2016

Last

Lo he pensado mucho. Creo que esta es mi última oportunidad. Y creo que es por eso que quiero que todo vaya lo mejor posible. Si ahora fracaso, si ahora esta felicidad se escapa de mis manos... creo que no podré volver a tenerla nunca más.

Me imagino mi vida como una cuenta atrás. Una mecha que se va consumiendo como un contador. El camino es largo, pero atraviesa diferentes zonas. Entre cada zona hay una puerta. Y cada puerta me informa de lo que debo llevar al otro lado, pues allí no podré encontrarlo.

De esta forma me he traído mi irresponsabilidad, mi ingenuidad, y todo lo que a partir de cierto punto ya no podré recuperar. Pero en la próxima puerta lo veo muy claro: el amor.

No voy a pasar por esa puerta sin él. Me niego. Porque sé que una vez la cruce, no volveré a encontrar nada similar. O porque sé que si lo pierdo, quedaré mutilado de por vida.

Es irónico que por mucho que me pueda llegar a esforzar por mantenerlo, no sea una decisión únicamente mía.

No eres tú, soy yo.

Que me quemen vivo si alguna vez menciono esas palabras con ese significado. Que me cuelguen, pues habré perdido los principios que me guían.

---

Desde el móvil no me expreso tan bien como me gustaría. Y a la par, el formato es mínimo. Pero es en la cama cuando más me apetece escribir.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Incrédulo

Llevo unos días con una felicidad que dudé poder volver a sentir. Estoy recibiendo el mismo amor que doy. Es recíproco, y me parece un milagro. Me está diciendo palabras que hasta ahora nadie me había dedicado. Lo daría todo por poder estar así para siempre. No tengo palabras para poder expresarlo todo.

Y sin embargo, en el fondo de mí, hay un demonio que me hace temblar. Un miedo a que todo esto pueda acabar, a que sea un capricho, a que repensándolo haya un cambio de opinión. Ambos tenemos las cosas claras, y ahora que veo que esta situación es posible es cuando menos probable es que me rinda. Tengo todos los motivos para luchar.

El amor mueve mis pasos y el miedo a perderlo hace que los dé con cuidado, con demasiado cuidado. Esto no es un error, aunque no la merezca. Ella es un sol, una estrella radiante y llena de vida. Yo soy un cuerpo inerte sin vida, solo reconocible gracias a la luz que ella me proporciona.

La necesito más de lo que pensaba. Y a la par se acaba de convertir en mi mayor debilidad.

Solo quiero que esto salga bien. Espero cumplir las expectativas.

Porque las mías son muy básicas. No quiero ser un juego.

martes, 1 de noviembre de 2016

Empty

Nunca en la vida había notado la cama tan vacía como hoy. Me falta una presencia, una respiración, un cariño.

Esto va a ser duro. Muy duro.

Recordadme por lo mejor de mí. Recordadme por mis hazañas. Recordadme por mis chistes malos. 

Recordadme por mi pasión.

Recuérdame por mi amor. Porque sigue vivo, oculto y en llanto... pero vivo.